Blog Rojo y en Botella

Ponemos al cliente en el centro de la cadena de suministro

RYB CADENA SUMINISTRO_CUSTOMER CENTRIC_G 900x550

05/10/2021

Pedro Vinhas, VP Customer Service & Supply Chain Iberia, BeLux and Netherlands de CCEP explica los puntos clave de nuestra estrategia ‘Customer Centric’ en el 11º Congreso AECOC de Supply Chain.

La cadena de suministro es el motor de nuestro negocio. Producimos, distribuimos y vendemos algunas de las marcas más queridas del mundo. En España, lo hacemos apostando un modelo innovador, competitivo, flexible y sostenible en todas nuestras plantas.

fábricas de refrescos (54 líneas)

mantantiales (11 líneas)

almacenes propios

Durante la pandemia, este modelo ha demostrado su gran capacidad de respuesta. Las necesidades del cliente, a nivel de servicio y apoyo al negocio, han estado en el primer puesto.

Nos hemos adaptado en poco tiempo a los cambios en los hábitos de consumo, hemos realizado envíos directos a tienda, optimizado los turnos de producción e incluido turnos de noche para minimizar la saturación de los almacenes.

Hemos sido resilientes, flexibles y hemos garantizado en todo momento las medidas de higiene y seguridad y protegido la salud de los trabajadores.

De esta forma conseguimos que en 2020 el nivel del servicio se mantuviera al 98,9%. ¿Cómo lo hicimos? Poniendo al cliente en el centro de la cadena de suministro. Así lo ha explicado Pedro Vinhas, VP Customer Service & Supply Chain Iberia, BeLux and Netherlands de CCEP en el Congreso AECOC de Supply Chain, que ha celebrado su 11º edición bajo el lema ‘La logística, motor del cambio’.

Y es que la estrategia de CS&SC (Customer Service&Supply Chain), que llevamos años implementando, ha cobrado una gran relevancia justo durante la pandemia y promete ser una gran aliada también en la era poscovid.

¿Qué significa estrategia 'Customer Centric' para CCEP?

Significa poner al cliente en el centro de toda la operación, decisiones y áreas. Esto pasa por dar valor a nuestros clientes, adaptando nuestra cadena de suministro a sus necesidades, mejorando nuestro servicio hasta el máximo nivel y trabajando con él en eficiencias y mejora de los procesos.

Poner al cliente en el centro también significa una nueva forma de trabajar y entender la cultura corporativa. Significa aspirar a ser innovadores, competitivos, flexibles y sostenibles. Lo hacemos porque somos conscientes de que nuestra cadena de suministro puede alcanzar la excelencia solo si es capaz de hacer frente a los grandes retos medioambientales y sociales del siglo XXI.

¿Cómo lo llevamos a cabo?

La estrategia está basada en cuatro pilares. ‘Evolución de la Planificación estratégica’: a través de previsiones de venta efectivas, podemos gestionar eficazmente los inventarios, reducir costes y ofrecer un mejor servicio. ‘Diversificación y porfolio de productos adecuado’: buscamos el equilibrio entre la estandarización de los procesos de producción y una oferta flexible, capaz de adaptarse rápidamente a los cambios en los hábitos de consumo y las exigencias del cliente. ‘Optimización de la red industrial y logística’: hacemos que nuestras operaciones sean cada vez más competitivas, nuestras inversiones más productivas, nuestros procesos más simples y nuestras plantas y almacenes más flexibles. ‘Integrando el Customer Service a la cadena de suministro’, es decir, ponemos al cliente en el centro de todas las decisiones.