Blog Rojo y en Botella

REDUCIENDO EL PESO DE NUESTROS ENVASES PARA UN FUTURO MEJOR

RyB envases Reducir Cabecera G

23/12/2020

Si algo hemos podido constatar en estos últimos meses es que el mundo que hemos creado es muy vulnerable. Si no actuamos decididamente, corremos el riesgo de que las pandemias y los desastres naturales se sucedan, poniendo en peligro nuestra forma de vida. Por esta razón, la recuperación económica y social a la que nos enfrentamos debe tener en cuenta lo ocurrido para tratar de trabajar en una gran transformación de nuestra forma de actuar que tenga como eje vertebrador a la sostenibilidad.

Desde Coca-Cola European Partners, como otras grandes empresas, hemos asumido que tenemos que actuar para proteger nuestro planeta y nuestra actividad en el futuro para que se desarrolle de manera sostenible y que tenga una repercusión positiva en la sociedad en la que vivimos. El convencimiento de que es el momento de pasar a la acción es la idea que fundamentó, hace tres años, la puesta en marcha de nuestra estrategia de sostenibilidad Avanzamos.

Comprometidos con reducir el impacto de nuestras actividades en el medioambiente, este diciembre hemos anunciado un ambicioso objetivo: lograr la neutralidad en carbono para 2040. Desde hace años, estamos trabajando para lograr esta descarbonización, colaborando con distintas empresas e instituciones para marcar la diferencia, como cuando nos adherimos al manifiesto Recover Better. Además, para alcanzar el #ObjetivoCero, estamos evolucionando nuestros procesos realizando una gestión aún más responsable de los recursos y reduciendo las emisiones de carbono en toda nuestra cadena de valor: ingredientes, envases, operaciones y delegaciones comerciales, transporte y equipos de frío.

Para lograr esta descarbonización actuar sobre nuestros envases resulta primordial. Nuestro objetivo es impulsar la economía circular, utilizar cada vez menos materia prima virgen, garantizar que nuestros envases sean reutilizables o reciclables y que estén fabricados con material reciclado, además de volcarnos en evitar que acaben como residuos en mares y litorales. Entre otros planes, nos centramos en reducir su peso.

LIDERANDO LA RUTA HACIA UNA ECONOMÍA CIRCULAR BASADA EN 3 ENFOQUES: REDUCIR – REUTILIZAR – RECUPERAR.

Como se recoge en la última edición de nuestro Informe de Sostenibilidad, en nuestra ruta hacia una economía circular tenemos como objetivo contribuir a una recuperación verde actuando también sobre nuestros envases. Además de recoger todos los que generamos para que no terminen como residuos, nos hemos comprometido a que el 100 % de los que producimos sean reciclables, siéndolo ya en un 99,6 %. También estamos incorporando más cantidad de material reciclado en su fabricación: actualmente, nuestros envases PET cuentan con un 25 % de plástico reciclado y, a finales de 2021, este porcentaje habrá aumentado hasta el 50 % en el total de nuestro porfolio y hasta el 100 % en envases de bebidas sin gas. Y seguimos apostando por la ecoinnovación y el ecodiseño, habiendo invertido ya 180 millones de euros en Europa Occidental en proyectos para convertir los residuos en nuevos recursos y contar con envases más sostenibles. A estas medidas se suma un primer paso esencial, que afecta a nuestra producción y que consiste en reducir tanto el peso de nuestros envases como el de la cantidad de recursos que utilizamos para fabricarlos. ¡Descubre a continuación nuestros avances!

RyB envases Reducir interior

REDUCIR - EL PRIMER PASO HACIA LA ECONOMÍA CIRCULAR

Trabajamos para reducir tanto el peso de nuestros envases como el uso de materias primas utilizadas en su fabricación, especialmente de plásticos innecesarios, difíciles de reciclar o procedentes de fuentes no renovables.

REDUCCIÓN DE PESO

En cuanto a la reducción de peso, y aunque las latas que producimos ya son un 60 % más ligeras que hace 30 años, durante 2020 hemos estado trabajando en un proyecto que nos está permitiendo acelerar aún más esta reducción. En las latas de 330 ml estándar, la sustitución de acero por aluminio y el aligeramiento de los envases permitirán ahorrar más de 20.000 tn de materia prima, siendo necesaria la adaptación de nuestras líneas productivas en todas nuestras plantas, que completaremos antes de fin de año. Nuestras latas de 500 ml estándar también han sido aligeradas, lo que ha permitido un ahorro de casi 120 tn de materia prima, y para ello ya hemos adaptado 3 líneas de producción en las plantas de Barcelona y Lisboa, sumándose en breve una línea más en la planta de Sevilla.

También estamos aligerando de forma sustancial nuestras botellas de PET de 500 ml, 1 litro y 1,25 litros, además de trabajar para que estén compuestas por rPET. Esto supondrá un ahorro de casi 1.200 tn anuales.

Por último, ya hemos logrado el aligeramiento de nuestras botellas de vidrio no retornable de 200 ml, con un ahorro anual de más de 620 tn, para lo cual hemos tenido que adaptar 3 líneas en las fábricas de Lisboa, Sevilla y Barcelona.

La adaptación de nuestras plantas de producción en España y Portugal para lograr este aligeramiento de todos nuestros envases supondrá una inversión de más de 12M euros.

REDUCCIÓN DE MATERIAS PRIMAS

Sobre la reducción de materias primas utilizadas en la fabricación, estamos sustituyendo el plástico en envases secundarios, como las anillas agrupadoras de las latas de 330 ml, lo que ha supuesto ya la reducción de 35,3 toneladas de plástico, o el film retráctil en las latas de 200 ml que, sustituido por cartón con certificación forestal PEFC, se ha traducido en una reducción de 5,15 toneladas de plástico.

Aplicar soluciones innovadoras como el sistema CanCollar® Fortuna para el mercado balear, que permite la fabricación de agrupadores de envases mediante cartón reciclable y en el que hemos invertido 2,6 millones de euros para su instalación en nuestra planta de Barcelona, es parte de nuestras acciones para seguir reduciendo el uso de plástico, tanto en envases como en el packaging secundario, lo que supone un total de 18 toneladas de plástico menos en un año en España.

En esta línea, y para reducir el uso en nuestros procesos de materias primas procedentes de fuentes no renovables, ya estamos incorporando PET de origen vegetal en la fabricación de nuestros envases. En el caso del proyecto proyecto Plant Bottle, hemos incorporado un 30 % de PET de origen vegetal procedente de la caña de azúcar en los envases 100 % reciclables de algunas de nuestras marcas.

Hacer de este un mundo más sostenible es posible con el esfuerzo conjunto de todos los que vivimos en él, desde particulares a gobiernos, desde pequeñas empresas hasta compañías globales. Desde Coca-Cola European Partners continuaremos trabajando para que nuestros envases sean cada vez sostenibles y tengan un menor impacto en el medioambiente, reduciendo aún más su peso y el material utilizado en su fabricación.

Pronto, podrás conocer también nuestras acciones para reutilizar y recuperar envases, ¡no nos quites ojo!