Blog Rojo y en Botella

NUESTRO OBJETIVO: CERO EMISIONES EN 2040

RojoBotella ClimaCarbonCero G1

15/12/2020

La pandemia del coronavirus ha evidenciado, aún más, la necesidad de adoptar medidas que ayuden a frenar el cambio climático. Nuestro planeta ya no puede absorber todos los gases de efecto invernadero (GEI) y es urgente que tanto a nivel público como privado trabajemos para reducir las emisiones y limitar así el aumento de la temperatura mundial a 1,5°C marcado en el Acuerdo de París. Desde Coca-Cola European Partners tenemos el firme compromiso de liderar el cambio hacia una descarbonización, dando un paso muy importante para proteger el futuro de nuestro planeta: nos hemos propuesto alcanzar la neutralidad en carbono para 2040.

Desde hace años, ya estamos trabajando en esta descarbonización, lo que nos ha permitido reducir las emisiones en toda nuestra cadena de valor en un 30,5 % durante la última década. Gracias a las acciones emprendidas, hemos sido incluidos nuevamente en la A-List de Carbon Disclosure en su edición 2020 y en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI), lo que nos sitúa entre las empresas líderes globales en rendimiento ambiental, concretamente en Agua y Clima. También nos hemos sumado a la iniciativa Climate Pledge Friendly de Amazon que ayuda a sus clientes a encontrar y comprar productos sostenibles. Además, en septiembre firmamos la carta del European Corporate Leaders Group para solicitar a la Unión Europea un incremento en los objetivos de reducción de emisiones. Pero sabemos que podemos hacer mucho más y, durante estos días, hemos dado un paso más allá anunciando este compromiso de lograr la descarbonización total en 2040.

Durante una mesa redonda muy especial celebrada el pasado 10 de diciembre, en la que intervinieron Cristina Sánchez (Directora Ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial), Michaela Reischl (Head of CSR LIDL) y Juan José Freijó (VP Global de Sostenibilidad del Grupo Brambles), además de Carmen Gómez Acebo, Head of Sustainability en Coca-Cola European Partners Iberia, y Ana Callol, VP de Relaciones Institucionales en Coca-Cola European Partners Iberia, anunciamos nuestro #ObjetivoCero: un propósito común de alcanzar las cero emisiones de gases de efecto invernadero o, lo que es lo mismo, ser neutros en carbono en toda nuestra cadena de valor, trabajando mano a mano con nuestros proveedores.

Pero… ¿qué es exactamente este #ObjetivoCero, y qué significa para nosotros? Carmen Gómez-Acebo y Ana Callol charlan sobre este compromiso tan importante para nuestro negocio y nuestro planeta, ofreciendo las claves de nuestro camino hacia la descarbonización.

  • Carmen. Hoy estamos aquí para anunciar nuevos retos en nuestra estrategia climática. ¿Puedes contarnos más detalles de este reto de Coca-Cola European Partners?
  • Ana. La pandemia de la COVID-19 ha dejado claro que la acción humana incide en el calentamiento global, lo que nos incluye, ya que nuestras actividades también generan GEI: cuando obtenemos los ingredientes, fabricamos nuestros envases, vendemos nuestras bebidas... Nuestro objetivo es hacer todo lo posible para eliminar estas emisiones y limitar así el aumento de la temperatura terrestre en 1,5º, como apuesta la Science Based Target Initiative.
  • Carmen. Tomar acción y hacerlo de la mano de la ciencia es crítico, ya que la innovación puede guiarnos consistentemente para frenar el calentamiento global. Desde Coca-Cola, ¿cuál es el objetivo último de este esfuerzo, hasta qué punto somos ambiciosos?
  • Ana. Apostamos por tomar medidas ahora para reducir las emisiones de GEI en toda nuestra cadena de valor, desde la obtención de nuestros ingredientes y de los envases que utilizamos hasta las bebidas que vendemos. Los gases GEI generados por nuestro negocio provienen de 3 alcances: alcance 1, nuestras fábricas e instalaciones sobre las que tenemos control directo; alcance 2, energía que contratamos para realizar nuestra actividad; y alcance 3, emisiones sobre las que no tenemos control directo, como las emisiones generadas por nuestros ingredientes, envases, transporte de terceros y equipos de frío. En el caso de nuestra cadena de valor, un 93% de las emisiones se produce en el alcance 3, un 6% de nuestras operaciones e instalaciones y un 1% de energía contratada, que proviene 100 % de fuentes renovables. Nuestra meta es reducir las emisiones en estos tres ámbitos, hasta llegar a ser neutros en carbono para 2040 y, para ello, contaremos con una inversión en Coca-Cola European Partners a tres años de 250 millones de euros.
  • Carmen. Este objetivo de alcanzar la descarbonización estaba marcado por la Unión Europea para 2050. ¿Cómo vamos a adelantarnos 10 años en su consecución?
  • Ana. Todos nuestros esfuerzos van a estar guiados por cinco puntos que consideramos absolutamente primordiales. El primero es asumir nuestra responsabilidad; es decir, lograr reducir las emisiones de alcance 1, 2 y 3 en toda nuestra cadena de valor. Pero esto no podemos hacerlo solos, así que resulta necesario involucrar a nuestros proveedores para que también adopten medidas climáticas. El tercer punto será compensar las emisiones solo donde sea esencial, priorizando su reducción y, solo cuando ya no sea posible reducirlas más, invertiremos en mecanismos que eliminen el carbono de la atmósfera o en proyectos de compensación de carbono verificados. También seguiremos siendo totalmente transparentes, divulgando información con publicaciones como nuestro Informe Anual de Sostenibilidad. Y, como último punto, asumiendo nuestro rol de empresa relevante dentro de nuestro sector, apostaremos por acciones de comunicación dirigidas a concienciar y conseguir la implicación de la sociedad.
  • Carmen. ¿Qué principios esenciales han orientado toda nuestra actividad en este ámbito y cuáles lo harán a partir de ahora?
  • Ana. Llevamos años trabajando en un plan de descarbonización de nuestro negocio. Ahora, y tras lograr una reducción de emisiones en nuestra cadena de valor de un 30,5 % durante la última década, ha llegado el momento de ir más allá centrándonos especialmente en reducir las emisiones de alcance 3 en nuestra cadena de valor, con el objetivo de reducir el total de GEI emitidos otro 30 % más hasta 2030.
  • Carmen. A corto plazo, ¿qué acciones vamos a activar?
  • Ana. Enunciando algunas de las más importantes, seguiremos reduciendo el peso de nuestros envases y eliminaremos el PET virgen de su composición, sustituyéndolo por plástico reciclado (rPET); haremos que nuestra distribución y las rutas de transporte sean más eficientes, utilizando camiones de distribución propia Euro VI y optimizando las rutas al máximo; sustituiremos los modelos de equipos de frío por otros más eficientes y sin HFC; potenciaremos el uso del tren para transportar nuestros productos; trabajaremos para que nuestras plantas de fabricación estén libres de combustibles de origen fósil; usaremos más vehículos eléctricos hasta contar con una flota comercial 100 % híbrida en un plazo de 3 años; además, seguiremos innovando en envases rellenables y modelos dispensadores.
  • Carmen. Y, a largo plazo, ¿cuáles son nuestros planes?
  • Ana. A medida que vayamos avanzando en nuestro plan a tres años, iremos aprendiendo y resolviendo los principales retos que también influirán en la forma en que nos acercamos a nuestro #ObjetivoCero. Seguiremos trabajando en proyectos de agricultura sostenible junto a nuestros proveedores para obtener nuestros ingredientes de forma más sostenible y apostaremos por generar menos envases y por crear nuevos modelos basados en material reciclado. También queremos conseguir que nuestras fábricas sean neutrales en carbono, utilizando solo energía renovable, y que las flotas de nuestros distribuidores sean también verdes.

Como podemos comprobar, nos encontramos ante una situación clave para emprender medias para salvaguardar nuestro planeta y nuestro negocio. Ahora, hacemos público nuestro compromiso de lograr la neutralidad climática, que se extiende a toda nuestra cadena de valor. Nuestros partners y stakeholders también se han comprometido a cumplir para 2023 unos objetivos de reducción de emisiones validados a nivel científico, así como a hacer uso de electricidad renovable al 100% y a compartir con nosotros los datos de su huella de carbono. Lograr esta meta de Cero Emisiones supone la implicación de todos, desde nuestra compañía hasta nuestros proveedores y la sociedad en general. Juntos, construiremos un futuro sin emisiones; un futuro mejor.