Blog Rojo y en Botella

'I Love Voluntariado', el corazón de CCEP

Voluntariado1210x1080

23/08/2022

Sociedad |

Queremos marcar la diferencia en la vida de las personas, por eso en 2019 pusimos en marcha nuestro plan de voluntariado corporativo: ‘I Love Voluntariado’. A través de él, reforzamos nuestro compromiso por contribuir de manera positiva en la sociedad. Fomentamos la participación de nuestros empleados en proyectos de voluntariado o causas benéficas, ofreciendo dos días de trabajo remunerado al año para colaborar. Te contamos todo sobre él y sobre algunas de las asociaciones que nos ayudan a hacerlo posible.

En CCEP queremos ampliar nuestra contribución a la sociedad y nuestros empleados desempeñan un papel clave dentro de este compromiso. El plan de voluntariado corporativo, ‘I Love Voluntariado’, permite a todos los empleados disponer de dos días laborables remunerados al año para ayudar a una organización o causa benéfica de su elección.

Además de nuestros empleados, I Love Voluntariado se apoya en las asociaciones con las que colaboramos. Algunas de ellas son Down Madrid, Fundación Exit y Volies; ellas nos ayudan a hacer realidad estos proyectos.

Lo fundamental para que el voluntariado corporativo sea exitoso es que tenga un impacto real en el colectivo al que va dirigido; de ese modo, el voluntario también se lleva una experiencia enriquecedora en la que comprueba que con su apoyo y acompañamiento se produce un cambio.

Mercedes Guinda

Directora de Desarrollo Corporativo de Fundación EXIT

¿Sabes que nuestros voluntarios pueden participar en muchas actividades relacionadas con nuestros compromisos de sostenibilidad? Algunas de ellas son las limpiezas de Mares Circulares, las colaboraciones con comedores sociales, bancos de alimentos o eventos deportivos.

También ponemos en marcha programas de mentoría con los participantes del programa GIRA Jóvenes a través de actividades como Speed Dating, para ayudar a los jóvenes a enfrentarse a entrevistas laborales, o Leader Coach, para luchar contra el abandono prematuro de su formación ayudándoles a definir sus objetivos personales y profesionales.

El voluntariado corporativo tiene beneficios multiplicadores: aumenta la motivación y el compromiso del empleado, es una invitación a que se sientan parte de la empresa, fomentan la empatía, ya que el empleado llega a conocer las diferentes realidades de la sociedad. A nivel empresa todo son beneficios, porque nunca hay que olvidar que detrás de la marca, las estrategias o las ventas las empresas son, fundamentalmente, personas.


Patricia Fort

Directora de Proyectos de Volies

Un trabajo mano a mano con diferentes asociaciones

El voluntariado se puede hacer de tres formas: uno, ligado a los programas de sostenibilidad que desarrollamos en CCEP, otro, de forma local, que está destinado a impactar en las comunidades más cercanas y organizado por CCEP, y un tercero de carácter personal, enfocado en las propuestas personales de los empleados para promover el cambio social.

Gracias al esfuerzo compartido entre voluntarios, entidades sociales y empresas mejoramos las condiciones de vida de la sociedad. Es lo que llamamos un win win y en España el voluntariado ha despegado muchísimo en los últimos diez años. Las empresas reconocen el éxito de estos programas y es normal que se amplíen las acciones de voluntariado.


Patricia Fort

Directora de Proyectos de Volies

Como explica Belén Padilla, coordinadora del Centro Ocupacional 3 Olivos de la Fundación Down Madrid, el voluntariado corporativo “establece una relación muy cercana de la empresa con la ONG. Va más allá de una colaboración monetaria o en especie en un convenio en papel, entran en juegos valores humanos y emocionales, pues se establecen conexiones e interacciones entre personas”.

Mucho más que cifras

Solo en 2021, nuestros empleados han realizado 5.520 horas de voluntariado. En el primer semestre de 2022 ya vamos por 3.707, más de 600 participantes, 55 actividades y 41 entidades colaboradoras sin las cuales tenemos muy claro que todo esto no sería posible. Para nosotros, esto va más allá de los números, porque el mensaje con el que nos quedamos es la satisfacción de nuestros empleados cuando participan en estas actividades. Algunas de ellas, como las que desarrollamos con la Fundación Exit, son proyectos que tienden puentes entre el mundo educativo y el mundo de la empresa.

“Trabajando todos juntos hemos conseguido reducir de forma muy significativa el abandono escolar temprano, que es un problema que afecta profundamente a España”, explica Mercedes Guinda.

Sabemos que la experiencia del voluntariado es indescriptible y que, como dicen muchos voluntarios, es necesario vivirlo para poder sentir todo lo que hay detrás de estas actividades. Las encuestas de satisfacción que rellenan los voluntarios al finalizar la jornada nos ayudan a entender un poco mejor esa marea de sentimientos que se generan.

De nada sirve el trabajo que las ONG hacemos en nuestros centros e instalaciones si no podemos mostrarlo fuera. Da igual que las acciones sean deportivas, medio ambientales, formativas o de otro tipo, en todas ellas se comparte el tú a tú entre personas y es la esencia de la transformación social y de conciencias. El apoyo de empresas como Coca-Cola aportan valor a nuestra entidad, a las personas con discapacidad y sus familias y a la sociedad en general.

Belén Padilla

Coordinadora del Centro Ocupacional 3 Olivos de la Fundación Down Madrid

Estamos comprometidos con nuestra sociedad, desde las comunidades locales a la defensa del medio ambiente. En 2021 invertimos 2,9 millones de euros en diferentes proyectos sociales y medioambientales. Porque creemos que juntos podemos lograrlo. Porque I Love Voluntariado está en el corazón de Coca-Cola.