Blog Rojo y en Botella

HMY: una apuesta por la sostenibilidad

RYB_HMY G 900x550

09/07/2021

Seguimos con nuestra serie dedicada a los proveedores sostenibles. Esta vez ponemos el foco en HMY, una compañía líder en ingeniería, fabricación y montaje de mobiliario comercial que lleva años colaborando con Coca-Cola Europacific Partners en numerosos proyectos.  

HMY es una empresa comprometida con el medio ambiente y la economía circular. Sus más de 60 años de experiencia constatan su fuerte compromiso con la sostenibilidad, el planeta y las personas. El 85% de los residuos que genera cumple con los preceptos de la economía circular, una estrategia que prolonga con éxito el ciclo de vida de los productos.

Su cartera está repleta de productos, iniciativas y servicios que destacan por su innovación y sostenibilidad. Para María Ángeles Carretero Chamarro, Técnico de Prevención y Medio Ambiente en HMY, la sostenibilidad es uno de los valores clave de la compañía: “Una evidencia de este fuerte compromiso es que en 2019 creamos un plan estratégico frente a la sostenibilidad”.

El plan, que recibe el nombre de ‘SmartEco’, se debe a los cinco objetivos que HMY aspira a cumplir en 2025: conseguir que el 100% del producto esté fabricado con material reciclado o de origen controlado; que el 100% de los proyectos estén basados en preceptos de ecodiseño; obtener zero waste en los procesos de fabricación; que el 80% del producto se reutilice; y que el 50% del producto sea fabricado con residuos, propios o de los clientes de HMY.

La sostenibilidad, motor de innovación

La sostenibilidad también es el motor de la innovación para esta empresa y un valor añadido para sus clientes. Los proyectos que el grupo ha desarrollado para Coca-Cola Europacific Partners se construyen sobre los cimientos del ecodiseño, basados en la selección de materiales sostenibles de alta composición en material reciclado y en procesos de fabricación de bajo impacto medioambiental.

HMY dispone del sello oficial zero waste: el 97,4% de los residuos generados en su planta durante 2020 fueron reciclados o valorizados. Este mérito se debe a la investigación que impulsa la organización sobre el desarrollo de nuevas materias primas a partir de los residuos que generan sus clientes, con el objetivo de construir una economía circular con cero residuos.

La iniciativa de los uniformes del Valencia Basket es un ejemplo perfecto de ello. Las equipaciones de temporadas anteriores con las que contaba el club deportivo se han sometido al proceso de HMY. Una dinámica que ha facilitado la obtención de un tejido transformado en bolsas. “Para todo esto, hemos contado con la colaboración de una fundación de inserción social que se ha encargado de la confección de la propia bolsa”. El resultado: una iniciativa de marcado carácter sostenible y social a partes iguales.

Basándonos en este precedente, estamos estudiando la posibilidad de hacer lo mismo con los uniformes de Coca-Cola de las fábricas, que se dejen de utilizar. “Tenemos una propuesta en la que, a partir del residuo de los uniformes, primero eliminamos todo lo que es puramente el residuo textil (cremalleras, botones…) y obtenemos de nuevo un tejido que se puede transformar en nuevos productos”, explica María Ángeles Carretero Chamarro.

La técnica de Prevención y Medio Ambiente de HMY destaca así la importancia del trabajo conjunto con los clientes: “Logramos identificar los residuos que no son capaces de reciclar y, mediante un proceso de I+D, damos soluciones para incorporarlos en forma de productos a sus proyectos”.

Objetivo: reducción de la huella de carbono

También merece la pena destacar el esfuerzo de la empresa por conseguir la renovación de los residuos plásticos. “Hoy tenemos multitud de proyectos ejecutados con éxito en esta área”, asegura. Es más, la compañía ha obtenido perfilería decorativa y funcional, fabricada a partir de estos restos, y ofrece paneles acústicos elaborados a partir de residuos de botellas de PET.

Finalmente, HMY ha conseguido reducir su huella de carbono un 25%, al mismo tiempo que dirige su actividad hacia un gran reto: reducir la huella un 15% adicional en los próximos tres años. María Ángeles asegura que una de las principales acciones que les impulsarán a alcanzar este propósito de descarbonización consiste en la reducción del consumo eléctrico a partir de energía fotovoltaica.

Un detalle más. El equipo de HMY ha conseguido calcular su huella de carbono desde el año 2014 y, desde 2017, ha sido capaz de reducirla y compensarla. Una labor merecidamente reconocida por el Ministerio de Transición Ecológico a través del triple sello: calculo, reduzco y compenso.

La colaboración y el compromiso marcan el desarrollo diario de HMY. Su esfuerzo está marcado por el propósito de hacer de nuestro entorno, un lugar cada vez más sostenible. Un propósito que desde CCEP admiramos y compartimos.

ryb HMY V 763X430