Blog Rojo y en Botella

Capri-Sun cambia las pajitas de plástico por las de papel

RyB CAPRISUN G 900x550

11/03/2021

La pajita de papel, un paso clave para el viaje de sostenibilidad de Capri-Sun

Por muy pequeña que parezca, una pajita de plástico menos significa cuidar un poco más el planeta. Por eso, las pajitas de plástico y los envases sostenibles son un punto clave de nuestra estrategia medio ambiental. Capri-Sun, la marca de bebidas refrescantes de zumo de frutas para los más pequeños, apuesta por las pajitas de papel y se compromete a llevar a cabo este cambio en Europa, Reino Unido, Portugal y España a lo largo de este año.

“En España ya iniciamos el cambio a pajita de papel en Capri-Sun Multivitaminas y Naranja el año pasado” apunta Cintia Palomeque, Category Manager de Capri-Sun en Coca-Cola European Partners. “En 2021 contaremos con pajita de papel en todos los envases de 200 ml que ponemos en el mercado”.

El uso de pajitas de papel para sustituir las de plástico es un proyecto importante, que mezcla innovación y sostenibilidad. Los equipos de investigación y desarrollo de Capri-Sun han trabajado en esto durante años. Las nuevas pajitas han sido probadas por los consumidores para garantizar que, además de ser más sostenibles, mantienen los estándares de durabilidad e higiene que exige la compañía. Las nuevas pajitas serán de color blanco y se fabricarán a partir de papel con la certificación FSC.

“A menudo nos olvidamos de que los envases de Capri-Sun ya utilizan cinco veces menos material que envases similares y que han reducido el uso de materiales del 33% en los últimos diez años” explica Julia Straschil, Global Brand Director Capri-Sun. “Actualmente Capri-Sun está trabajando en el desarrollo de un envase totalmente reciclable con la idea de tenerlo en 2025. Este cambio a la pajita de papel es otro paso clave para contribuir al objetivo de Capri-Sun: convertirse en la empresa de bebidas infantiles más sostenible y natural del mundo”.

Pero el compromiso de Capri-Sun con el planeta no se queda aquí. En primer lugar, con la colaboración de OneTreePlanted, la empresa ha anunciado que plantará en 2021 el mismo número de árboles que se empleen en la producción de pajitas de papel. Esto contribuirá a tener un aire más limpio y a una menor huella de CO2, reduciendo los efectos del cambio climático.

En segundo lugar, apoyará al instituto Jane Goodall en la protección del hábitat de los chimpancés, en peligro de extinción, y de otros animales salvajes. “Los árboles serán plantados en la Selva montana de la falla Albertina, cerca de donde la doctora Jane Goodall empezó su trayectoria y se enamoró de los chimpancés” explica Julia Straschil.

“Las donaciones estarán destinadas a plantar árboles como parte de una iniciativa a largo plazo y escala que conectará los bosques para la vida silvestre, establecerá viveros de árboles, fortalecerá el monitoreo de los bosques y la aplicación de la ley para prevenir futuras deforestaciones, promoverá prácticas agroforestales que integran los árboles en los sistemas agrícolas y mucho más”.