Blog GIRA Mujeres

GIRA Mujeres: conoce a las finalistas de la sexta edición

Finalistas GM sexta edicion 1920x1070

14/10/2022

Gira Mujeres |

Ya conocemos los diez proyectos finalistas de la VI edición del programa GIRA Mujeres. Diez ideas que pretenden generar impacto económico y social en las comunidades de procedencia de estas mujeres emprendedoras a través de nuevos negocios o impulsando proyectos ya existentes vinculados con el sector de alimentación y bebidas, ocio o turismo. Te contamos todo sobre ellos.

1.235 mujeres de 227 pueblos y 134 ciudades han formado parte de la sexta edición de GIRA Mujeres, el programa de formación, capacitación y empoderamiento femenino impulsado por Coca-Cola dirigido a mujeres que quieren desarrollar una idea de negocio a través del emprendimiento.

Las diez iniciativas que han sido seleccionadas como finalistas entre los 434 proyectos de emprendimiento presentados (351 en el itinerario Quiero Aprender y 83 en el de Tengo un Negocio) recibirán una mentoría en Impact HUB y suponen para estas mujeres mucho más que una oportunidad de desarrollo profesional. Son iniciativas pensadas para impactar social y económicamente en sus comunidades de procedencia, ya sea con nuevas ideas o impulsando negocios que ya existían con anterioridad.  

Los cuatro proyectos que finalmente resulten ganadores conseguirán un premio de 5.000 euros en concepto de capital semilla, una mentoría de cuatro meses y un curso online de ESIC valorado en 1.900€ en un área de negocio de su elección para para arrancar o mejorar su proyecto. Una oportunidad para que estas emprendedoras puedan mejorar sus conocimientos y adquirir nuevas herramientas que les permitan alcanzar sus objetivos. La decisión del jurado se dará a conocer en una gala que se celebrará el próximo 30 de noviembre en Madrid.   

 Diez finalistas, diez ideas innovadoras  

 Los proyectos finalistas, que recibirán una mentoría en Impact HUB, son Reciclarte, de Inmaculada Infante (Huelva); Taller Textil, de Karla Fernández (A Coruña); Jardines Verticales, de Gemma Saltó (Lleida); Delicias Solidarias, de María Gavara (Castellón); Fermentatus, de Sonia Ramos (Badajoz); Accessibility Factor, de Teresa Pino (Cádiz); RF Trufas, de Raquel de Dios (Valladolid); Vans & Company, de Ana Luz Clavero (Tarragona); Villa Insect S.L., de Ana González (Albacete) y Asesoría Agrónoma, de Yolanda Ferrer (Huesca).

Dos de ellos, Villa Insect y Asesoría Agrónoma, pertenecen al itinerario Tengo un negocio, mientras que el resto están en el de Quiero emprender, proyectos que aún no se han materializado.

 

 

 Entre las finalistas podemos encontrar proyectos centrados en las comunidades rurales como Asesoría Agrónoma, una empresa liderada por mujeres agrónomas que se dedicada a asesorar agricultores con el objetivo de poner sus explotaciones agrícolas en valor. Otro de ellos es la empresa de economía circular Villa-Insect, que basa su actividad en el desarrollo de procesos productivos en base a la eliminación de subproductos y residuos orgánicos utilizando larvas de insecto de Tenebrio Molitor para producir proteína de alta calidad y fertilizantes ecológicos para uso agrícola. Gracias a su investigación aplicada al estudio de las propiedades del Tenebrio monitor tratan de contribuir a una alimentación y una producción agroalimentaria más eficiente, sana y sostenible para una población humana y animal en aumento.

También centrada en el mundo rural está Reciclarte, un centro de transformación ecosocial y de aprendizaje colectivo para divulgar, sensibilizar y fomentar la educación ambiental en el ámbito doméstico. Su objetivo, entre otras cosas, es poner en valor el patrimonio cultural y ambiental del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, la inclusión de personas con diversidad funcional y colectivos desfavorecidos y poner de manifiesto las capacidades y el papel fundamental de las mujeres en el medio rural. Las encinas truferas son el eje del proyecto RF Trufas, que cuenta con una plantación de unas mil encimas que producen trufa negra que se venden en fresco en un máximo de 48 horas desde su recolección. Este proyecto cuenta con el olfato de Lucas, el perro rastreador. Gracias a su buen hacer, en la época de recolección es un elemento fundamental de la recogida de trufas. Además, esta iniciativa organiza jornadas de ‘trufiturismo’ los fines de semana de diciembre a marzo para dar a conocer este mundo y hacer degustaciones.

 

Entre las diez finalistas también encontramos alternativas al ocio convencional como Taller Textil, un establecimiento con doble funcionalidad. Por una parte, ofrecerá un espacio de restauración de eventos y exposiciones culturales que sirva como punto de intercambio de conocimientos para personas creativas de forma colaborativa y participativa. Por otra, contará con un taller textil en el que se podrán producir prendas con variaciones personalizables que el cliente podrá elegir y comprobar el resultado, a través de una aplicación para móviles y ordenadores.

Otro plan de ocio es el que ofrece Vans & Company, centrado en ayudar a las personas a salir de su rutina de una forma fácil, divertida y sostenible mientras da respuesta a la creciente demanda del turismo en el sector del caravaning. Esta plataforma funciona como intermediador para el alquiler de vehículos vivienda entre particulares y, además, permite la contratación de experiencias de ocio y turismo, todo desde un mismo lugar. Además, busca ser la primera empresa del sector que ofrece a sus usuarios la oportunidad de neutralizar la huella de carbono de sus viajes.

 

Accessibility Factor también se centra en el turismo de la mano de una herramienta que mide el grado de accesibilidad de los destinos turísticos en función de las distintas discapacidades. Este sistema se basa en los indicadores de accesibilidad definidos por la Organización Mundial de Turismo y su objetivo es ofrecer información ejecutiva al gestor del destino para su eficiente gobernanza y una información sintética y eficiente para el turista con discapacidad.

El medioambiente también es un tema que centra la labor de varias candidaturas; por ejemplo, Jardines Verticales es una iniciativa para aislar paredes y fachadas en desuso con el objetivo de reducir la dependencia de consumos energéticos y luchar contra la contaminación de las ciudades mediante la generación de oxígeno, filtrado de gases nocivos para la salud y captación de diversas partículas de polvo y metales pesados. Este proyecto se llevaría a cabo mediante la colaboración con empresas locales de jardinería, lo cual promueve el trabajo de proximidad y busca reducir la huella de carbono durante su instalación y posteriores mantenimientos.

 

 

 

Por su parte, Delicias Solidarias nace para transformar cítricos en alimentos no perecederos gracias a las mermeladas de clementina y de naranja de cosecha propia. Sus ingredientes son naturales y sin aditivos, y así se logra más del 70% de fruta. Además, a través de un QR en los envases de las mermeladas se podrá comprobar la trazabilidad de la fruta. Delicias solidarias quiere ayudar a que los agricultores consigan precios justos en el campo, apoyando la campaña de la ley de cadena alimentaria que prohíbe la venta a pérdidas incluso cuando las condiciones meteorológicas dañan la estética de la fruta. Además, busca crear puestos de trabajo dignos en el sector agrícola, eliminando la brecha salarial por razón de género u otra condición. Este proyecto es también solidario, ya que destinará parte de sus beneficios a enviar mermeladas a la comunidad infantil colombiana que vive en territorios donde la magnitud y gravedad de la crisis alimentaria supera los recursos y capacidades locales que tienen.

 

 

También conectado a la alimentación encontramos Fermentatus, un proyecto basado en las propiedades de las verduras fermentadas, que no pierden nutrientes y además enriquecen la flora intestinal. Esta iniciativa quiere producir y comercializar alimentos y bebidas probióticas obtenidas mediante un proceso de fermentación natural de materia prima ecológica para comercializarlas en el mercado español.  

En definitiva, proyectos cuidados, pensados y elaborados durante tiempo con los que estas mujeres emprendedoras se centran no solo en cambiar el presente de sus comunidades, sino en que tengan por delante un futuro lleno de posibilidades. ¡Mucha suerte a todas las diez finalistas!