Blog Rojo y en Botella

Bebidas sin azúcar: una tendencia al alza

RyB TENDENCIAS SIN AZUCAR G 900x550

12/05/2021

Los refrescos sin o bajos en azúcar ya ocupan el 70% del espacio en el lineal de los Hiper y Super. ¿Lo sabías? Volumen de negocio, momentos de consumo y perspectivas futuras. Te explicamos la relevancia de esta categoría de bebidas de la mano de un experto.

Han pasado casi cuatro décadas desde el lanzamiento de la primera Diet Coke, con la que nos asomábamos por primera vez al mercado de los refrescos sin azúcar. Hoy producimos, embotellamos y distribuimos más de cien opciones sin azúcares añadidos.

Para nosotros, el mercado de las bebidas sin azúcar ha significado una gran oportunidad de negocio desde sus inicios. Años después esta tendencia sigue al alza en el mercado gracias a dos factores clave.

“Por un lado, en su camino hacia un mayor cuidado de la salud, el consumidor ha ido priorizando productos con menor contenido azucarado y cada vez es más exigente” explica Jaime Lecuona, Retail Intelligence Expert en Nielsen. “Por otro lado, el desarrollo de los edulcorantes naturales ha ayudado a potenciar y mejorar la oferta de producto”.

En los últimos cuatro años el surtido de productos sin azúcar en la categoría de refrescos se ha incrementado en un 13%. Mientras que para bebidas refrescantes con algún contenido de azúcar se ha reducido en una proporción similar.

“En la actualidad las bebidas refrescantes sin azúcar facturan un 20% más que las bebidas que tienen algún contenido calórico. La categoría de refrescos es una de las más aventajadas en este sentido” añade Lecuona.

Otro dato interesante que nos proporciona el experto: en la hostelería, más del 30% de los refrescos light se consumen durante la media mañana y comida de entre semana. Mientras que para refrescos con contenido de azúcar esas ocasiones representan un 19% de sus ventas totales.

Por todos estos motivos, no paramos de innovar con el foco puesto en esta cuota de mercado. El reciente lanzamiento de la nueva Coca-Cola Zero, con una fórmula y un look renovado, es la prueba.

En 2020, el fenómeno de las bebidas sin azúcar ha crecido de forma exponencial también a raíz de la pandemia. Las razones son principalmente dos: una mayor preocupación por la salud y la llegada de nuevas ocasiones de consumo.

“Antes del inicio de la pandemia había un 21% de españoles que posicionaban la salud como su principal preocupación. Esta cifra estaba ya por encima de otros países similares como Francia, Italia y Alemania. Es una preocupación al alza y continuará consolidándose” afirma Jaime Lecuona.

Además, “durante los meses de confinamiento hemos tenido que recrear las ocasiones de socialización que anteriormente realizábamos fuera del hogar, dentro del mismo”.

“Eso ha provocado un mayor incremento de refrescos asociados a la mixología donde el contenido calórico no es tan relevante para el consumidor. Sin embargo, los grandes volúmenes han estado asociados a las categorías clásicas, como las colas, donde el surtido de productos sin azúcar ha seguido siendo fundamental para el consumidor”.

Y no solo eso. La pandemia, según Lecuona, ha acelerado algunas tendencias que ya se observaban desde hace años como por ejemplo el Home Delivery. Una tendencia con mucho futuro.