Blog Rojo y en Botella

¿Qué tiene que ver la calabaza con Halloween?

curiosidades halloween 904x808

28/10/2021

Y otras cuatro curiosidades que quizás no conocías sobre esta fiesta que ya es un fenómeno mundial. Brujas, fantasmas, caramelos y mucho miedo.

Llegó Halloween y con él las ganas de disfrazarse y pasar una noche diferente. Entallando calabazas, tocando a las puertas en busca de dulces o viendo películas de terror con la familia. Puede que sea la noche más escalofriante del año, pero desde luego también es una de las más divertidas.

Para nosotros Halloween es uno de los momentos más importantes del año, porque lo es para nuestros clientes: tiendas de conveniencia, supermercados, grandes superficies, bares y restaurantes. En fin, nos encanta esta fiesta y ¿a ti? Si la respuesta es sí y crees que lo sabes todo sobre ella, echa un vistazo a estas a estas curiosidades. A lo mejor se te escapa alguna.

Todo empezó en Irlanda en tiempos de los celtas

Aunque se haya hecho mundialmente popular desde Estados Unidos, Halloween tiene otro lugar de nacimiento. Al parecer, a finales de octubre, los celtas celebraban el fin de la temporada de cosechas con una fiesta llamada ‘Samhain’, es decir, 'final del verano'.

Esta fiesta coincidía con el inicio de días más fríos, cortos y oscuros, en los que las hojas se desprendían de los árboles y la naturaleza perdía su luz. Para esta cultura, este momento del año evocaba claramente la muerte y marcaba el regreso de los espíritus de los muertos al mundo de los vivos.

Y para mantener a raya a esos fantasmas, los celtas tenían sus métodos. Apagaban las luces y los fuegos en sus casas para pasar desapercibidos. Luego encendían velas en las ventanas y dejaban comida y dulces para que los espíritus dejaran en paz a los vivos.

Con el auge del catolicismo, esta fiesta pagana se cristianizó, y comenzó a llamarse ‘La Víspera de Todos los Santos’. All Hallow´s Eve, en inglés. De ahí ‘Halloween’.

Es una fiesta golosa

Unos cuantos siglos después, algunos colonos irlandeses se marcharon a Estados Unidos en busca de una vida mejor llevándose las tradiciones a su nuevo hogar. Desde entonces, Halloween se celebra cada 31 de octubre con una escenografía terrorífica y al son de '¿Truco o trato?' Comida a cambio de paz.

Muchas culturas hicieron propia la tradición celta, conservando algunos rasgos originales. Con el auge del catolicismo, esta fiesta pagana se cristianizó, y comenzó a llamarse ‘La Víspera de Todos los Santos’. All Hallow´s Eve, en inglés. De ahí ‘Halloween’.

En España, este momento del año viene cargado de dulces como los panellets, los huesos de santo y los buñuelos. En el sur de Italia se prepara un plato a base de trigo, nueces, granada y miel, para mantener tranquilos a los espíritus de los muertos.

En México, cuyo Día de los Muertos hace cada vez más sombra a Halloween, se preparan muchos platos típicos, entre ellos, el pan de muerto. Un pan con huevos y ralladura de naranja cubierto de azúcar. Una vez más, un truco para ablandar a los muertos.

Por cierto, ¿has probado nuestro 'Combinado con Historia' de Halloween inspirado en el clásico mexicano La Paloma?

Vale, pero ¿qué tiene que ver la calabaza con Halloween?

Pues resulta que, según otra leyenda irlandesa, un hombre llamado Stingy Jack, Jack el tacaño, había hecho un pacto con el diablo para que se convirtiera en una moneda y con esa moneda pagar las bebidas que había consumido en una noche de fiesta. También pactó con él que cuando muriera, el diablo no se llevaría su alma al infierno. Pero cuando Jack murió, Dios decidió que tampoco podía ir al cielo.

Por eso, su alma quedó atrapada en un limbo con una calabaza entallada con una vela en su interior para alumbrar el camino. Desde entonces, Stingy Jack se convirtió en Jack of the Lantern, Jack el del farol, o Jack O' Lantern y la calabaza en el icono sin rivales de Halloween. 

En un principio se utilizaban nabos, pero también remolachas y hasta patatas para preparar pequeños faroles para iluminar y homenajear a los muertos.

Las primeras calabazas fueron… ¡nabos!

Según otra versión, el alma de Jack O' Lantern recurrió a un nabo entallado con un carbón en su interior. De allí que en un principio se utilizaban nabos, pero también remolachas y hasta patatas para preparar pequeños faroles para iluminar y homenajear a los muertos.

En algunas ciudades… ¡repollos!

En otras localidades de Estados Unidos, Halloween se conoce como la ‘noche del repollo’. ¿Lo sabías? Este nombre se debe a un juego escocés en el cual las chicas usaban el tallo de esta verdura para predecir cómo serían sus futuros maridos. En Framingham, Massachusetts, los adolescentes recorrían el vecindario tirando repollos a las fachadas de las casas. En algunas zonas rurales, el abanico de esa extraña costumbre se ampliaba hasta mazorcas de maíz y verduras podridas. Dulces, caramelos, calabazas, nabos, repollos y huesos de santo.

El caso es que Halloween llega puntual cada año con un objetivo claro: ahuyentar a la muerte con comida y, por qué no, con bebida. Truco o trato. O truco o Fanta.
¡A disfrutarlo!