Blog Rojo y en Botella

CLEAN-DOCK, UN ROBOT PARA LA LIMPIEZA DE MICROPLÁSTICOS EN LAS ZONAS PORTUARIAS

RojoBotella SemillasCantabrico G

13/11/2020

Para transitar hacia una economía circular y un mundo más sostenible, impulsamos programas como Mares Circulares a través del cual hemos apoyado el proyecto de la start-up Semillas del Cantábrico, que ha desarrollado un robot, Clean-Dock, para la eliminación de microplásticos en puertos.

Gracias al robot Clean-Dock, cuyas pruebas del prototipo han finalizado con éxito en el puerto de Gijón tras un mes y medio de duración, es posible reducir el impacto de residuos marinos localizados hasta un metro y medio de profundidad en las dársenas portuarias, zonas a las que otros medios de recuperación no consiguen llegar. De esta forma, se evita que los microplásticos lleguen a alta mar y afecten a su fauna, ya que suponen una grave amenaza para este ecosistema, uno de los más vulnerables que juega un papel crucial en nuestro planeta.

Los resultados obtenidos evidencian el buen resultado del uso de este prototipo, ya que permite una recolección y caracterización desde los macro residuos hasta los microplásticos de un tamaño de hasta 80 micras (μm), lo que no solo permite una labor eficiente, sino también la retirada sistemática de estos elementos, que generan un impacto negativo en la biodiversidad”, ha señalado Carmen Gómez-Acebo, Directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia.

Precisamente, durante este periodo en que Semillas del Cantábrico testeó el prototipo, Clean-Dock fue capaz de recoger un total de 2.523 piezas de microplásticos de entre 80 y 1.400 micras y un total de 16 Kg de macro residuos, de los cuales, 7 Kg corresponden a plásticos asociados a la actividad humana y, a su vez, 2 Kg pertenecen a la categoría PET (tereftalato de polietileno), utilizado en envases de bebidas.

El procedimiento para la recolección consiste en la succión de plásticos y microplásticos de dimensiones diversas, pero siempre por debajo del tamaño apropiado para evitar succionar vida marina. Mediante el sistema de filtración que incorpora el robot, es posible diferenciar los residuos en función de su tamaño.

Entre los residuos recuperados durante la fase de pruebas del prototipo, “destacan piezas de plástico de entre 2,5 y 50 centímetros, así como bolsas de plástico, asociadas a la actividad humana. Los microplásticos más frecuentes entre las muestras analizadas son fragmentos, fibras y esponjas, clasificados como secundarios; es decir, derivados de la degradación de objetos plásticos de mayor tamaño”, ha puntualizado Gonzalo Viñuela Mori, Director de Operaciones de Semillas del Cantábrico.

Durante el funcionamiento del prototipo, se han instalado

una serie de pancartas en el paseo marítimo de Gijón que explican el objetivo de la actividad de este robot a los ciudadanos interesados. “Los viandantes han mostrado su interés por la labor realizada por Clean-Dock. Esto contribuye a la sensibilización y concienciación sobre los residuos marinos y su origen y, además, ha servido para difundir la labor que se hace a través del programa Mares Circulares”, ha apuntado Ana Gascón, Directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia.

Mares Circulares, innovación para reducir la contaminación marina

Cofinanciado por The Coca-Cola Foundation e impulsado por Coca-Cola en España y Portugal, el programa Mares Circulares para la limpieza de playas y fondos marinos, la sensibilización y la formación sobre el reciclaje y el fomento de la investigación en economía circulares forma parte de nuestro compromiso con la Sostenibilidad, materializado en nuestra estrategia Avanzamos, actuando sobre nuestros envases para tratar de evitar que ninguno termine como residuo en los océanos. En su edición anterior, contó con 11.660 voluntarios, que recogieron 313 toneladas de residuos en playas y entornos acuáticos de España y Portugal, y 30.912 participantes en las acciones de formación y sensibilización.

Adaptado a la coyuntura actual impuesta por la crisis sanitaria de la COVID-19, ha continuado realizando alguna de sus actividades, como el desarrollo de formaciones para sensibilizar y concienciar a la población sobre la importancia del reciclaje a través de plataformas digitales; y la organización del Concurso Mares Circulares para seguir impulsando la investigación en economía circular y soluciones para para eliminar la basura marina.